martes, 28 de mayo de 2013

No dirás falso testimonio ni mentirás, ni codiciarás los bienes ajenos

Como todos los años por estas fechas, entramos en campaña. Veo por las televisiones y escucho por las radios a la jerarquía de la cosa pidiendo el voto. Perdón, la cruz. O la equis. Legítimamente, que conste. Y confundiendo al personal. Y que conste también que eso ya no es tan legítimo.

Escuchaba el otro día al señor Martínez Camino decir que la Iglesia no recibe dinero de los Presupuestos Generales del Estado, que son los ciudadanos que marcan la famosa X, y sólo ellos, quienes la sostienen. No voy a repetirme, pero que no se repitan ellos tampoco.


domingo, 26 de mayo de 2013

De donde no hay...(LI)

José Manuel Mariscal, Secretario General del PCA, partido al que pertenece el vicepresidente andaluz, ha afirmado en su cuenta de twitter que "derecha democrática" es el mejor oxímoron del siglo XX y lo que llevamos del XXI. Y remata la jugada cuando el periodista Luis Miguel Fuentes le pregunta qué le parece "marxismo-leninismo democrático" y responde: una redundancia.

Entre esto, y la foto del señor Valderas en la fiesta del PCA de Córdoba, en la que se sustituyeron los clásicos carteles del Che por los de su nuevo ídolo...




miércoles, 22 de mayo de 2013

Populares, populistas, demagogos, acomplejados y acojonados...

La señora Báñez le ha contestado a la señora Díez -de señoras va la cosa-, que la propuesta de contrato único lo que persigue es el abaratamiento del despido, ¡y que eso no lo acepta el gobierno! ¡Faltaría más y viva la blanca paloma!, le ha faltado añadir a grito limpio.

Para que después digan que no hay socialistas en todos los partidos. Cómo debe estar pasándoselo Hayek desde donde quiera que esté...


lunes, 20 de mayo de 2013

Secretos de confesión

Ave María purísima. Sin pecado concebida. Tú dirás hijo mío. Verá padre, ayer, en el casino del pueblo... y eso es todo. Yo te absuelvo de tus pecados en el nombre del padre, y del hijo, y del espíritu santo. Gracias...¡ah, y dice madre que no llegue tarde, que hoy hay lentejas!


domingo, 19 de mayo de 2013

Una simple regla de tres...

La asignatura de EpC es a Zapatero lo que la religión es a Rajoy: una forma de manosear el sistema educativo. Ya di mi opinión al respecto hace algunos años y, visto lo visto, no sólo me ratifico, sino que me radicalizo en ella.

El resto, lo verdaderamente importante, la cuestión de fondo, que nuestros hijos salgan del sistema de enseñanza pública verdaderamente preparados para enfrentarse a un mundo tan complejo como el que nos ha tocado vivir, les importa un carajo. A todos.


jueves, 16 de mayo de 2013

Mientras al menos nos quede mortadela...

Hay quienes se niegan a aceptar que la recesión sea el proceso natural tras el desmadre del endeudamiento, como lo es el cólico tras unos días de yantar exagerado. Ya sé que a muchos economistas, más preocupados por que no se les entienda para así parecer más sabios, les jode eso de que algunos de sus colegas ilustremos escenarios macroeconómicos con los comportamientos de una economía doméstica, salvando lógicamente las distancias. Pues que les joda. O mejor, que se jodan.

Cuando una economía ha estado creciendo a base de pedir prestado de manera exagerada, haciendo crecer la economía financiera sin base real, llegará un momento en que esos créditos no estarán respaldados por bienes o servicios que puedan convertirse en dinero para devolver lo prestado. Y entonces las fichas de dominó caen, dejan de pagarse los créditos no respaldados por riqueza real, y la economía financiera tiene que desinflarse para ajustarse a la economía real. Y resulta obvio que durante ese proceso hay que decrecer. Lo contrario significaría que seguiríamos enfermos, que no nos estamos curando.

Cuando una familia se gasta todo lo que gana con su trabajo -no ahorra-, se compra un BMW y una casita adosada en un buen barrio, lleva a sus hijos a colegios privados, contrata un par de chachas y come jamón todos los días porque los bancos le dan todo el dinero que necesita con el único aval de los bienes que compra con esos créditos, esa familia aparenta ser rica, pero no lo es. Su riqueza neta -lo que tiene menos lo que debe-, es muy inferior al valor real de los bienes que poseee, pues debe gran parte de lo que tiene. Mientras pueda pagar los créditos, la bola no se detiene, e incluso podrá seguir endeudándose. Pero si algún día sus ingresos se resienten, como no ha ahorrado y vive al límite, o tendrá que dejar de pagar algún crédito, lo que supondrá entrar en una espiral peligrosa -deja de pagar parte de un crédito, los bancos empiezan a desconfiar de él, dejan de refinanciarle algunos créditos que le vencen, eso supone inclumplir otros créditos, más desconfianza...-, o tendrá que empezar a llevar a sus hijos a un colegio público, cambiar el BMW por un utilitario, mudarse a un pisito y empezar a comer mortadela. En definitiva, tendrá que empobrecerse para ajustar su economía financiera a su economía real. Lo cual tampoco es tan dramático teniendo en cuenta que nunca fue rico y que lo bailao ya no se lo quita nadie.

Algunos plantean que a esa familia se le sigan dando créditos -políticas de estímulo, dinero gratis...-, para evitar la recesión, sin asumir que la recesión es parte de la cura. Otros pensamos que una parte del crecimiento artificial que se ha producido en algunos países, de la riqueza aparentemente creada, debe desaparecer porque sólo existe en los apuntes contables.

De todas formas, siempre nos quedará la mortadela...

 

miércoles, 15 de mayo de 2013

De extraños consensos, alergias y otros cánceres...

Empezando por la señora Báñez, a la que nunca he escuchado argumentos jurídicos que apoyen su opinión sobre la inconstitucionalidad del contrato único. Ni ahora, ni entonces.

Siguiendo por el señor Toxo, que afirma que el contrato único sería un despido sin causa y gratis, pero sin un sólo argumento que apoye esa aseveración, y añade que se produciria un efecto sustitución del que ya hablamos por aquí hace algún tiempo.

Terminando por el señor Rosell, que ha calificado la propuesta de atrevida, supongo que en el sentido peyorativo de la expresión. ¡Qué poca imaginación tiene este hombre!

Y todo ello sin que haya sobre la mesa una propuesta detallada del contrato único insinuado por el Comisario de Empleo de la UE. Extraño consenso que invita a pensar que seguramente esto del contrato único sea una buena idea.

¡Ay, qué alergia existe en este país al debate serio y con fundamento...!


martes, 14 de mayo de 2013

¡Hay que ver a don Tancredo, subido en su pedestal...tralará, tralará!

El presidente del Gobierno ha asegurado que está muy satisfecho con el funcionamiento de la reforma laboral y que no tiene ninguna intención de cambiarla ni en una ni en otra dirección. Imagino que querría decir sentido, pero en fin. Le ha faltado añadir un sino todo lo contrario para rematar como buen gallego.

También ha dicho que están en un proceso de evaluación para ver los efectos que ha tenido. Y si están en un proceso de evaluación de sus efectos, ¿cómo pueden estar satisfechos? ¿y cómo pueden afirmar que no piensan cambiarla? Pues porque no están dispuestos a moverse ni un ápice aunque la realidad les arrolle.

miércoles, 8 de mayo de 2013

The show must go on!

Bueno, pues ya tenemos permiso de nuestros papás para seguir fumando, bebiendo y hasta irnos de putas. Ya podemos seguir gastando lo que no tenemos ni vamos a tener.

El problema sería menos si ese permiso paterno lo usáramos para devolver impuestos a los ciudadanos o en inversiones productivas. Pero no. Se va a usar, se está usando ya, para que este Estado yonqui siga enganchado al despilfarro y sin tener prisa alguna por someterse a un tratamiento de desintoxicación.

Sólo un par de datos. En 2012 nos gastamos en formación bruta de capital -inversión pública en román paladino-, 18.000 millones, un 41% menos que en 2011, y en subvenciones a productos y productores -en distorsionar el mercado y mantener sectores inviables, vamos en mamandurrias-, 10.000 millones, tan sólo un 15% menos que en 2011. Menudo ojo clínico el de Rajoy y su gobierno fijando prioridades...

¡Hala, que ustedes lo gasten bien para que nuestros nietos y biznietos no se olviden de la madre que nos parió...!


martes, 7 de mayo de 2013

De cuando rectificar no es de sabios... o a la fuerza ahorcan

La Junta de Andalucía va a tramitar un proyecto de ley que, según la Consejera de Presidencia e Igualdad, persigue "mayor exigencia y mayor equidad en la concesión de ayudas públicas porque si somos más justos podremos llegar a más personas que lo necesitan -o bajar impuestos, añado yo-, y que el mayor coste de la crisis no lo paguen sólo las clases medias trabajadoras". Y ha añadido que "tan importante es que los servicios públicos lleguen a quien los necesita, como que les lleguen sólo a quienes les corresponde". Peazo de frase, ¿que no? ¡Aaaaaaro...!

Si uno olvidara la trayectoria de este gobierno andaluz, sus comportamientos durante los últimos decenios repartiendo parabienes a diestro y siniestro a los de su cuerda, su sectarismo, sus corrupciones... Si uno olvidara todo eso, decía, haría palmas con las orejas tras esa declaración de intenciones de la señora Susana Díaz. Pero resulta que esa medida, entre otras, estará incluida en un proyecto de Ley ¡contra el fraude!. Menudo apellido para una ley que contiene medidas para que las ayudas públicas sean más justas. Porque, o las ayudas se han estado concediendo con criterios laxos pero dentro de la ley, en cuyo caso dónde está el fraude, o se han estado concediendo saltándose la ley, en cuyo caso no es necesario hacer una ley para castigar lo que ya es ilegal.

Habrá que concluir, pues, que lo que se pretende no es castigar una ilegalidad, sino acabar con un fraude moral demasiado evidente ya, corregir un derroche que en el pecado de muchos lleva la penitencia de los justos. Todos conocemos a gente bien situada a cuyos hijos se les han concedido becas, o a cuyos padres se les paga la dependencia. No es de recibo, por ejemplo, que no se tenga en cuenta la renta y el patrimonio de los hijos -y no sólo el del interesado-, para evaluar si alguien es merecedor de recibir la ayuda a la dependencia, probablemente la única ley decente que impulsó Zapatero. ¿Por qué los ciudadanos debemos ser más solidarios con el vecino desconocido y necesitado que sus propios hijos cuando éstos tienen posibles? 

En fin, que bienvenida sea la equidad y el rigor cuando de ayudar a los más necesitados se trata, pero que no pretendan que les aplaudamos por intentar poner fin -ya lo veremos...-, a una indecencia, a esa fiesta permanente que han vivido muchos a costa de unos pocos con la complicidad de quienes ahora se arrancan la camisa con aspavientos e indignación impostada. 


lunes, 6 de mayo de 2013

Lo siento por él, pero así son las carreras...

A mí no me gusta el fútbol, pero a cambio me gusta el motociclismo. Uno es así de raro. Este fin de semana ha habido un incidente en el Gran Premio de España en Jerez entre Marc Márquez -debo reconocer que siento debilidad por este chaval-, y Jorge Lorenzo, el actual campeón del mundo en la categoría reina. Digamos que el adelantamiento no fue nada elegante.





Aunque habrá que recordarle al propio Jorge Lorenzo lo que dijo en su día.




De verdad que no es por joder...




Pues eso, que no es por joder ni marchitar los brotes verdes, es por pegarnos a la realidad. No vaya a ser que los llantos de alegría nos nublen la vista y tiremos la casa por la ventana.

Lo siento, pero el paro registrado ha subido en Abril en casi 18.000 personas. En términos desestacionalizados, claro, que son los que marcan tendencia. Los otros sólo son la flor de un día de unos brotes verdes que no dan para dos.


domingo, 5 de mayo de 2013

De política y gomina para el pelo

Dice el señor Chaves: "Creo que hay que dejar a la jueza que siga la instrucción de este caso y, por tanto, que tome las decisiones que tenga que tomar". Ergo el señor Chaves cree que hay quienes torpedean la labor de la jueza. Siempre tan obvia esta criaturita...

Y cambiando de tercio, que no de toro, el grupo parlamentario del PSOE-A quiere que las nuevas contrataciones de personal en los ayuntamientos estén exentas del pago de las cotizaciones sociales para, según dicen, poder contratar a más trabajadores. ¡Coño, lo mismo que piden los empresarios para crear empleo, que se bajen los costes laborales!

En fin, que aprender a convivir con las propias contradicciones sin despeinarse parece ser una cualidad imprescindible para triunfar en política en estos tiempos. Y claro, así nos va.