miércoles, 29 de julio de 2009

El ajuar

Terminó de colgar los últimos vestidos en el ropero del dormitorio rosa, en la planta superior. Braguitas, medias, sujetadores, faldas, pantalones, zapatos, blusas, camisas, sombreros, complementos... Ya estaba todo. Cuando oyó su nombre, dejó las tijeras en el suelo y salió de la habitación dando alegres saltitos. Uno con el pie izquierdo. Uno con el derecho. Otro con el izquierdo... Ya en la puerta, se volvió a mirar su casita de muñecas. Iría a por su pan con chocolate y volvería rauda a recoger los restos de recortables esparcidos por el suelo antes de que su madre se enfadara, decidió.


viernes, 24 de julio de 2009

Moderador inmoderado

A lo mejor alguien me lo puede explicar. Aquí, el comunicado sin precedentes del gobierno, en el que arrea de lo lindo y públicamente a una de las partes en el ¿diálogo? social, y aquí el documento de la CEOE al que hace referencia.

Sinceramente, no encuentro en el segundo nada que afirme que los empresarios "exigen que los trabajadores no tengan posibilidad de defensa jurídica en caso de despido", y "no solo despido más barato, sino despido libre".


El ensayo

El primer mamporro le llegó de repente, sin venir a cuento. Le partió el labio y le dejó una sonrisa color rojo imbécil. El segundo en el mentón lo vio llegar, pero tal como vino se fue llevándose un trozo de encía con incisivo. Del tercero y los siguientes, si es que los hubo, sólo su cuerpo dolorido conserva el recuerdo. Y qué memoria tiene el condenado, balbuceó entre los escasos dientes que aún conservaba mientras intentaba abrir los nidos de golondrina en que se habían convertido sus párpados. Claro, que cuando aquel laboratorio lo contrató para ensayar sus nuevos antiinflamatorios, nadie le dijo que antes lo iban a inflamar a hostias.


jueves, 23 de julio de 2009

Dudas existenciales (XV)

Resulta que el gobierno amenaza... ¡con gobernar!, si patronal y sindicatos no se ponen de acuerdo ¿es que alguno de ustedes ha votado al presidente de CEOE o a los mandamases de UGT y CCOO para que nos gobiernen? ¿a cuántos ciudadanos representan? ¿acaso es el diálogo social un fin en sí mismo? Cuando el gobierno dice que si no hay acuerdo, tomará cuantas medidas sean precisas para gobernar -¿gobernar?-, en interés general de los ciudadanos ¿es que hasta ahora no lo ha hecho? ¿y debemos suponer que tiene claro cuál es ese interés general? Si es así ¿a qué esperan para actuar? Y si no lo es ¿a qué esperan para marcharse?


viernes, 17 de julio de 2009

Y el circo llegó a la aldea

Entró a trompicones, sudoroso y jadeante. Un poco de agua, por favor, dijo encaramándose como pudo a la mugrienta barra de aquella tasca. Un par de parroquianos del decorado, arrugados, medio desdentados y con barba de varios siglos, lo miraron con desdén. Avergonzado, bajó la cabeza, se remetió la camisa, y dando un saltito, intentó alcanzar el vaso que el cabrón del tabernero había colocado al otro lado del mostrador. No lo consiguió. El ambiente se cargó de miradas displicentes, sonrisas altaneras y alguna carcajada contenida. Dio un nuevo saltito. Y otro más. Nada. La carcajada era ya unánime y humillante. Y el hombre forzudo, indignado, decidió quitarse el disfraz de enano.


El Estado y los diecisiete estaditos

¿Alguien se imagina que un ciudadano que pague el 30% de sus rentas del trabajo -de la nómina, para que nos entendamos-, en concepto de IRPF exigiera que el Estado le devolviera -en forma de servicios sanitarios, educación, subvenciones, becas...-, más de lo que aporta? ¿O que ese mismo ciudadano solicitara recibir del Estado más de lo que recibe aquél que paga un 6% de su salario en concepto de IRPF? Pues a falta de que alguien del gobierno se digne a informar con pelos y euros del asunto -¿transparencia? ¿y eso qué es lo que es?-, esto es exactamente lo que ha conseguido Cataluña. O al menos lo parece.

A base de falacias, fáciles de vender al ciudadano pero absolutamente demagógicas, han conseguido transmitir la idea de que Cataluña ha sido tratada injustamente durante mucho tiempo. Que pudiera ser, pero desde luego no sobre la base de los argumentos que esgrimen. El razonamiento empleado es muy simple, pero eficaz. Y aparentemente inatacable. Si la comunidad A aporta cinco y recibe tres, y la comunidad B aporta tres y recibe cinco, ¿es justo que la comunidad A reciba menos que la B? ¿no sería más justo que, como mínimo, ambas recibieran cuatro? ¿o incluso que la A recibiera algo más y la B algo menos de cuatro? Ya que ésta última sólo aporta tres, debiera hacer palmas con las orejas si recibe un poquito más de tres. Impecable si no fuera porque nos hacemos trampas en el solitario.

Si creemos en el Estado como un buen instrumento de organización y protección colectiva, deberíamos creer en una de sus funciones fundamentales, a saber, la solidaridad con los menos favorecidos mediante una redistribución razonable de la renta a través de los impuestos. Volvamos ahora a la situación descrita al principio. A nadie -a excepción de nuestros políticos, visto lo visto-, le parecería razonable que un ciudadano que tenga una nómina abultada reciba del Estado, como resultado final de la redistribución, lo mismo que un mileurista. ¿Y parecería razonable que sí lo recibieran dos ciudadanos con la nómina abultada que vivan en la misma vivienda? ¿Y veinte que vivan en el mismo bloque? ¿Y cien mil que vivan en la misma ciudad? ¿Y cinco millones que habiten en la misma autonomía? El sutil salto mortal que supone pasar de las rentas individuales a las rentas o aportaciones colectivas no es inocuo, pero permite a nuestros políticos no sólo cepillarse el principio de solidaridad sin que lo parezca, sino incluso que parezcan inicuas situaciones que no tienen por qué serlo. ¿Acaso no ven ustedes injustas, tanto las exigencias del ciudadano de clase media del primer párrafo, como la situación de la comunidad A del segundo? Si es así, acaban de dar también ustedes el salto mortal sin enterarse.

Aunque parezca una obviedad afirmarlo, hay que insistir en ello porque no es tan inocente como parece: son los ciudadanos y no las comunidades quienes pagan los impuestos y reciben los servicios del Estado. Y hacen ambas cosas, o deberían hacerlas, residan donde residan dentro del territorio nacional. Las rentas correspondientes a un grupo de ciudadanos, agregados en función de su pertenencia a una provincia o comunidad determinada, o cualesquiera otros criterios, son imprescindibles para gestionar los recursos y tomar decisiones. Pero no todas las decisiones. Recordando el viejo chascarrillo estadístico, es importante saber que si seis personas se han comido cuatro pollos asados, cada una de ellas se ha comido de media un pollo y medio, pero es mucho más importante ser consciente de que probablemente dos de ellas pasan hambre porque ni lo han olido, y que las otras cuatro se han puesto hasta el culo. Colectivamente no hay un problema, individualmente hay un problemón. En fin, cuestiones de medias, modas, varianzas y esas cosillas de la estadística que las carga el diablo, aunque son imprescindibles para gestionar un Estado moderno.

Otra cuestión bien distinta es si los dineros de todos están bien gestionados. Si esa solidaridad es aprovechada por quien la recibe para aspirar también él a ser solidario algún día, o si la utiliza para vivir del cuento, cuestión que en todo caso sería aplicable tanto al plano individual como colectivo. Si el modelo de financiación actual es justo o no. Si debiéramos dar el salto definitivo al federalismo fiscal con todas sus consecuencias. Y a algunas de estas cuestiones responde tozudamente la realidad de los datos de mi querida Andalucía de los últimos treinta años.


jueves, 16 de julio de 2009

Cuento: Doble ciego

Giró impaciente la llave, abrió la puerta, y tropezando alocado con los muebles del luminoso salón, se dirigió a la penumbra de su añorada biblioteca, cerrada a cal y canto desde que le empezó a resultar imposible gozar de sus moradores. Después de tanto tiempo, por fin podría volver a leer, acariciar sus libros, vivirse en ellos. Poco a poco y sin abusar, le había advertido severo el doctor esa misma mañana, cuando lo vio eufórico en exceso. No hubo rechazo tras el trasplante y recuperaba sensibilidad día a día. Era un buen síntoma.

Llegó jadeando, se recostó lentamente junto al escritorio y recorrió paulatino su piel suave, con las palmas de las manos temerosas, con las yemas de los dedos soñolientas, como en una liturgia, leyendo el tiempo en el polvo acumulado de estos años. Apenas recordaba ya la última vez que acunó un libro en su regazo. Dio un respingo cuando su brazo se topó súbitamente con la vieja y enorme enciclopedia que aún seguía allí, dócil y servicial sobre la mesa, tal y como él la dejó un día. Rozó con sus dedos torpes las marcas en braille de una página abierta al azar y sus ojos áridos sonrieron por primera vez en mucho tiempo. Aún se estremecía cuando evocaba el brutal accidente que treinta meses antes le amputó las dos manos.


miércoles, 15 de julio de 2009

A mi amada con humor (y con amor) en su taitantos cumpleaños

Soneto in crescendo

Recuerda amada mía aquella carta
que otro año abochornado te escribía
desmemoria culpable, grosería,
y ni un presente, ni una humilde tarta.

Comprendo que de letras ya estés harta
que no te baste un simple vida mía
ni esas cosas que antaño te decía,
lo merezco, ¡que mal rayo me parta!

No parece de amor este soneto
mas no te dejes liar por su apariencia
y espera alerta el último terceto.

¡Qué ardores!¡Qué sofoco!¡Qué candencia!
¡Ya corro a liberar el cuerpo prieto
reclamando el favor de tu indulgencia!



P.S.*: A la décima, la vencida

En el soneto no cupo
decirte cuanto te quiero
ni cabe en el blog entero
ni nunca nadie lo supo
¡de eso no me preocupo!
Que tu belleza morena
a tus ojos me encadena
el alma sin alguaciles
¡qué cuarenta y seis abriles,
tan hermosa y tan serena!

*Post Soneto

lunes, 13 de julio de 2009

Habemus papa...s aliñás

Y a falta de conocer los detalles, las formas han sido muy sospechosas. En el nuevo modelo de financiación no ha habido debate entre todas las partes implicadas, ni transparencia, ni claridad. Hasta una comparecencia de la vicepresidenta segunda del gobierno en domingo -para lo que tenía que decir ¿no podía haberlo contado cualquier otro día?-, como si en el país hubiese habido un terremoto y estuviésemos en emergencia nacional.


domingo, 12 de julio de 2009

Si no es cuestión de huevos...

Dicen que entre la retirada de nuestro embajador en Honduras, con la posterior solicitud formal de nuestro gobierno de que hagan lo mismo el resto de países de la UE, y la genuflexión al dictador ecuatoguineano, sólo median intereses económicos. Si sólo fuera eso, ya sería suficientemente triste, pero ¿no es además sospechosa la atracción que este gobierno siente por las dictaduras? ¿o el apoyo a la expulsión de Honduras de la OEA por supuesta falta de democracia, cuando esta misma organización acoge amantísimamente en su seno a la modélica democracia cubana? ¿Acaso Zelaya no intentó dar un golpe de Estado institucional en Honduras? ¿No es vergonzoso ir a dorarle la píldora a un asesino que se permite el lujo de reconocer en nuestra propia cara que es un dictador, o que en su país no hay ninguna tortura prácticamente, o que se queda con la pasta del petróleo porque los guineanos no quieren trabajar y él no les puede regalar dinero a los holgazanes?

A un presidente capaz de permanecer sentado ante la bandera del país más poderoso del mundo, no deberían faltarle cojones para ponerle las cosas claras al dictadorzuelo de una ex colonia. Pero entonces, si no es cuestión de huevos, será una cuestión principios inestables. Digo yo.


jueves, 9 de julio de 2009

De donde no hay...(IX)

Cuando leí la noticia pensé que lo había dicho en tono jocoso, como una broma. Pero no. Ninguno de los que la escuchaban esbozó siquiera una tímida sonrisa. Ni ella torció el gesto. No podía ser. ¿De verdad hablaba en serio? Cuando el PIB deje de ser masculino, además de convertirse en una PIBA, se arreglará el mundo. Espero que al menos esté buena. Vamos, que sea un PIBÓN. ¡Ah, no, que pibón es otra vez masculino! Y es que algunas metáforas las carga el diablo. ¿O no era una metáfora?




martes, 7 de julio de 2009

Poesía vanguardista. O no.

No sé si Luis Alberto de Cuenca habrá leído mucha poesía vanguardista. Seguramente mi profe favorito tenga razón con aquello de Perogrullo, pero menos, porque él sabe de esto mucho más que yo. Aunque a mí me gusta, así que ahí quedó.


Bebétela

Dile cosas bonitas a tu novia:
«Tienes un cuerpo de reloj de arena
y un alma de película de Hawks.»
Díselo muy bajito, con tus labios
pegados a su oreja, sin que nadie
pueda escuchar lo que le estás diciendo
(a saber, que sus piernas son cohetes
dirigidos al centro de la tierra,
o que sus senos son la madriguera
de un cangrejo de mar, o que su espalda
es plata viva) . Y cuando se lo crea
y comience a licuarse entre tus brazos,
no dudes ni un segundo:
bébetela.

(De "El bosque y otros poemas")


El desayuno

Me gustas cuando dices tonterías,
cuando metes la pata, cuando mientes,
cuando te vas de compras con tu madre
y llego tarde al cine por tu culpa.
Me gustas más cuando es mi cumpleaños
y me cubres de besos y de tartas,
o cuando eres feliz y se te nota,
o cuando eres genial con una frase
que lo resume todo, o cuando ríes
(tu risa es una ducha en el infierno),
o cuando me perdonas un olvido.
Pero aún me gustas más, tanto que casi
no puedo resistir lo que me gustas,
cuando, llena de vida, te despiertas
y lo primero que haces es decirme:
«Tengo un hambre feroz esta mañana.
Voy a empezar contigo el desayuno».

(De "El hacha y la rosa")


Soneto del amor oscuro

La otra noche, después de la movida,
en la mesa de siempre me encontraste
y, sin mediar palabra, me quitaste
no sé si la cartera o si la vida.

Recuerdo la emoción de tu venida
y, luego, nada más. ¡Dulce contraste,
recordar el amor que me dejaste
y olvidar el tamaño de la herida!

Muerto o vivo, si quieres más dinero,
date una vuelta por la lencería
y salpica tu piel de seda oscura.

Que voy a regalarte el mundo entero
si me asaltas de negro, vida mía,
y me invaden tu noche y tu locura.

(De "El otro sueño")

lunes, 6 de julio de 2009

Carta a los reyes majos

Andan preocupados los condes, marqueses y otras especies protegidas, por los efectos retroactivos de la igualdad de sexos propugnada por la Ley 33/2006 sobre igualdad del hombre y la mujer en el orden de sucesión de los títulos nobiliarios. Por eso han enviado una carta al rey, como en los tiempos antiguos, quejándose amargamente.

Pero no crean que lo que les preocupa es quién hereda la nobleza -que ahora ya sabemos que ésta va en la crianza y no en los genes-, sino quién hereda la pasta y el poder. No me digan que haber hecho una ley para garantizar el derecho de las mujeres a ser desiguales por cuna del resto de las mujeres -y de los hombres-, no tiene su puntito.


sábado, 4 de julio de 2009

Alteridad y marketing

Desde su alféizar, Juanan, el bloguero Dédalus, me envía esta delicia. Cuando empecé a verla pensé que alguien se había tomado la molestia de hacer un corto con esta tapita mía. Tiene todos los ingredientes de un magnífico microrrelato llevado a la pantalla, pero es algo más que eso. Es mucho más que eso. Y algunos lo sabemos en primera persona.




Por cierto, no se pierdan la magnífica banda sonora del blog de Dédalus, que ha acompañado la escritura de muchas de mis tapitas.


jueves, 2 de julio de 2009

Invita la casa. Hoy: El valor añadido de S.Mcoy

No estoy de acuerdo con el autor en que sea necesaria ni buena una huelga general, aunque sí con las razones por las que la considera necesaria. Me explico. No soy partidario de la huelga general como instrumento de protesta política, pero es urgente ya que la sociedad civil despierte. El texto no tiene desperdicio y resulta realmente complicado seleccionar algunos fragmentos, pero ahí va un intento, junto con el texto original.

"Un ejecutivo que baila al son que marcan los sindicatos que son los que tienen la sartén por el mango. El pánico del Presidente a la conflictividad social les ha hecho ganar fuerza de modo paralelo a su descrédito entre sus propios representados, liberados y similares aparte. Ande yo caliente, que se aguante el de enfrente. Un drama."

"El fenómeno de peronización de un país requiere, como acabamos de apuntar, primero un distanciamiento de las instituciones administrativas del fin para el que han sido creadas. Su caldo de cultivo ideal es la profesionalización de la política en contraste de la política de buenos profesionales que hicieron, por poner un ejemplo, la Transición en España. Implica el triunfo de la mediocridad, de las carcasas vacías, de esos loros repetidores de clichés demagógicos que terminan por anidar en los bosques del resto de los poderes del Estado esparciendo su vomitivo guano de partidismo y corrupción. Pero necesita igualmente de un anestesiamiento, perdón por el palabro, de todos los llamados a censurar y detener, con su voto, la generalización de la mala praxis pública: los sufridos españoles. De un paulatino adormecimiento de su capacidad crítica, de su voluntad reivindicativa, de su deseo de cambio."

"...la muerte pasiva de la excelencia educativa era y es condición imprescindible para liquidar el criterio, con él el juicio, de su mano la reivindicación y, en última instancia, la denuncia, elementos todos ellos incómodos para la acomodada nueva clase dirigente."


miércoles, 1 de julio de 2009

Dentro de un orden

Pagó, pidió la cuenta, y un café solo, muy corto, en taza pequeña. Acabó de disfrutar el postre tras el café y esperó paciente a que llegara el segundo plato. Poco después, mientras aún saboreaba el recuerdo del primero, pidió el menú número tres y la carta al camarero, quien, solícito, le preguntó si había reservado mesa. Negó tímidamente con la cabeza, desconcertado y hambriento. Del bolsillo de su chaqueta sacó un papel arrugado con el membrete del hospital y lo leyó de nuevo, cabizbajo, pensativo, incrédulo. Diagnóstico: desorden alimenticio.